Demos un descanso a la tierra, #QuédateEnCasa

Demos un descanso a la tierra, #QuédateEnCasa

¿No puedo salir de casa? ¿Estoy confinado? ¿Qué significa eso? ¿Y ahora, cómo me entretengo?

Seguramente estas sean algunas de las preguntas que te rondan en la cabeza estos días. Y es que es una situación bastante nueva, con la cual nos estamos aun adaptando.

El confinamiento es el aislamiento obligado, durante un período de tiempo establecido, debido a una enfermedad viral, que sucede bajo vigilancia, y tiene como fin, limitar el riesgo de una posible propagación.

Este término, que sonaba como ciencia ficción para muchos de nosotros, ha llegado hace unos días a volverse realidad. Así estamos hoy en Ecuador, y en varios países de mundo, encerrados en casa y con una situación nueva ante nosotros. La pandemia del coronavirus ha hecho que nos replanteemos ciertas cosas que antes hubiésemos pensado imposibles.

Esta cuarentena impuesta para salvaguardar a la ciudadanía nos ha sumergido en un nuevo experimento para nosotros mismos: tanto mental como físico.

Sin embargo, también ha hecho florecer la solidaridad y creatividad. Video clases de inglés, yoga, conciertos online, recorridos interactivos por museos, bibliotecas virtuales, actividades para niños y adultos, son algunos de las alternativas para sobrevivir al confinamiento y al aburrimiento.

El ocio digital es una alternativa perfecta para pasar el tiempo y nosotros queremos presentarte una para que disfrutes de la fauna y flora sin salir de casa.

La organización Aver Aves ha creado un juego, que no necesita aplicación alguna para que los amantes de la naturaleza no pierdan la costumbre y puedan seguir disfrutando de la belleza de las aves.

Foto: El canto del Huiracchuro (Picogrueso ventriamarillo- Pheucticus chrysogaster) se vuelve a escuchar mas frecuentemente en los jardines de Quito últimamente.

¿Cómo se juega?

¡Muy sencillo! Solo tienes que salir al balcón de tu casa, explorar tu jardín o sentarte al filo de la ventana y mirar al cielo mientras buscas a las aves que aletean a tu alrededor. Una vez las localices, hazles una foto y compártela en Twitter con el hashtag #Avesdesdecasa. Unos binoculares y una guía de aves te ayudarán a identificar a cada especie, y si haz tu pregunta online, que la gente rápidamente contestará.

La fauna y flora nos rodean a diario, siempre están ahí silenciosas y atentas. El ser humano, con poca conciencia, no se da cuenta de la suerte que tiene de poder convivir con ellas. Por efecto inverso, el confinamiento ha permitido reducir la polución, la contaminación lumínica y la contaminación de ruido, así como la afluencia humana. Esto nos ha abierto las puertas a apreciar lo que a veces no tenemos tiempo de observar y escuchar. Como en este caso, la observación de aves y pájaros en nuestro entorno quienes, pocos días después del inicio de las restricciones de circular, se han hecho más presente en las grandes ciudades como Quito donde los cantos matutinos de las aves han retomado su espacio y envuelven el nuevo silencio urbano.

Foto: El Búho americano (Bubo virginianus) tiene una repartición amplia en america. En Ecuador esta presente desde el valle inter-andino hasta el paramo (3800msnm). F: Xavier Amigo

Jorge Rico, fundador del juego, incita a que todo el mundo se una a esta actividad y comparta sus descubrimientos, ya que no solo es una forma de entretenimiento, sino también un intercambio de conocimientos sobre las distintas especies y sus entornos: áreas donde se encuentran, tendencias, etc.

Si eres un participante activo y quieres contribuir a este aporte de ciencia participativa, siempre puedes subir tus datos a la plataforma de ciencia ciudadana “Ebird” para así compartir tus hallazgos. Seguro que las nuevas listas serán menos diversas que antes pero igual de interesante en cuanto a seguimiento poblacional.

Este juego te permitirá volar y te ayudará a que el confinamiento no sea tan duro. Vuelve a descubrir tu entorno, te sorprenderá la cantidad de aves que puedes encontrar. ¡Quédate en casa y empieza ya a jugar!

Foto: En Quito, durante las épocas de migración, existe muchas oportunidades de observar aves migratorias como esta rara Reinita de Pensilvania (Setophaga pensylvanica) F:  Xavier Amigo.

 

Por Alejandra Boada, trotamundos y amante de la fauna y flora.