Sebas y la danza

Hola, mi nombre es Sebastián, trabajo desde hace 7 años en la operadora turística Nature Experience y vivo en Quito, Ecuador, Sud América, sobre la cordillera de los Andes y en el centro del mundo.

Soy bailarín, profesor de danza y a futuro, coreógrafo, me gustan todas las danzas y practico el clásico, contemporáneo y en particular el etno-contemporáneo que muchos califican como danza tradicional, en un grupo que se llama el Ballet Andino Humanizarte. Ahí aprendí no solamente a moverme, estilos de danza tradicional tanto de Ecuador, Perú, México, Colombia etc , sino también la lengua Quichua (una de las lenguas más habladas del Ecuador y de los Andes)  y a entender mejor las culturas nativas de América así como su cosmovisión.

Dentro de lo que es la danza ecuatoriana he podido entender mejor mi país desde su historia, su gente y su cultura. El Ecuador no es un país con danzas famosas internacionalmente como el huayno peruano, la cumbia colombiana, la saya boliviana, sino que tenemos una gran variedad cultural que tal vez por ausencia de tantos códigos dancísticos permite una mayor creación o reinterpretación de los pasos de danza que llevan siempre un sentimiento hacia la tierra.

EL  SAN JUANITO Y EL INTY RAYMI

Un ejemplo de esto es el San Juanito (si san Juanito porque en el Ecuador todo es chiquito y bonito).

El San Juanito es un ritmo musical ancestral y una manera de bailar propia de los Andes, es muy fácil bailarlo pues básicamente es un solo paso asentando una pierna al piso continuamente durante horas en compañía de toda la comunidad y bailando en la espiral de la vida. Se llama San Juan porque alrededor del 21 de junio los indígenas suelen hasta hoy en día salir a festejar el Inti Raymi (inti= sol, raymi = fiesta) en ocasión al solsticio de junio, una fecha primordial en el calendario Andino ya que conmemora no solamente este evento astronómico sino también el inicio de la época seca, y el inicio de un nuevo ciclo agrario. Este evento milenario, espiritual y artístico, que llena de danza y música todas las comunidades de los Andes se llama San Juan ya que el 23 de junio es la fiesta católica de San Juan y los españoles viendo que siempre en estas fiestas sucedía este evento lo nombraron así lo cual era conveniente para los indígenas pues no podían decir que estaban adorando al Taita Inti (Padre Sol), a la Mama Quilla (Madre Luna) o a la Pachamama (Madre Tierra).

Durante estas fechas de junio cada comunidad arma su San Juan durante varios días y varias noches, se visten con sus mejores atuendos representando la vestimenta de cada comunidad y arman enormes grupos de baile donde los hombres y mujeres bailan, cantan durante kilómetros sin parar.

EL AYAHUMA O DIABLO HUMA

En esta ocasión en la mitología andina surge el Aya Huma (Cabeza de Diablo / Cabeza de espíritu), es un ser mitológico propio de la región andina en especial del norte del Ecuador.

Este ser tiene cuerpo de hombre, su vestimenta puede variar según comunidades y según épocas. Lo impactante de este personaje es su cabeza con cachos, pues tiene dos caras delante y atrás observando todo y representando la dualidad de la vida (el bien el mal, lo alto lo bajo, el hombre y la mujer) un concepto muy presente en la cosmovisión andina. El Aya Huma siempre tiene en sus manos un acial (látigo) para castigar a los que causan problema en la comunidad, no es un diablo en el sentido católico representante del mal, sino un protector que acompaña la fiesta de la comunidad bailando y cuidando el justo equilibrio dual.

La festividad del Inti Raymi es uno de los momentos más pintorescos de los Andes que todos esperamos con ansias pues es una reconexión con nuestras raíces y a través de eso con la tierra, pues al asentar con el pie estamos rindiendo homenaje y agradeciendo a la Pachamama pidiéndole permiso para danzarla.

Si esta historia les llamo la curiosidad de conocer el Inti Raymi, les invito a visitar el Ecuador a finales de junio. Recuerden alrededor del 21 de junio es el Solsticio, y vivir esta danza comunitaria que cada vez se construye como un sello de la identidad ecuatoriana. Mis sitios favoritos para san juanear son hacia el norte de Quito en la región de Cayambe donde los San Juanes son coloridos cantados y alegres, o si prefieren algo más guerrero me encanta ir a Cotacachi donde el San Juan es netamente una lucha de comunidades por el honor.

Espero mi relato haya podido llamar su atención y recuerden el Ecuador es un pequeño país entre jungla tropical y montañas lleno de maravillas por conocer.

Texto por Sebastían Diaz, un apasionado de la danza, la cultura y la naturaleza.

Fotos cortesía de Ballet Andino Humanizarte