Reserva Jama-Coaque

Descripción

Descripción del circuito : Los bosques costeros de Ecuador son el nexo de la selva tropical más húmeda del mundo (el Chocó) y el desierto más seco de la tierra (el desierto de Atacama). Ven y aventúrate para un viaje científico cerca de la costa ecuatoriana.

Tema del viaje: Viaje científico en la costa del Pacífico

Duración: 5 días

Ciudad de llegada: Quito

Ciudad de salida: Quito

Nivel fisico: Ninguno a moderado

Alojamiento : Lodge estándar

Guía:

Xavier Amigo

Apasionado por los medios neotropicales, lleva 25 años viviendo en Ecuador, donde fundó la agencia Nature Experience. Ornitólogo y naturalista autodidacta, tiene un diploma en Estrategia y Técnicas de conservación en la zona neotropical. Xavier también es miembro activo de varias fundaciones de conservación y miembro fundador de la Red..


Día 1: Llegada a la reserva de jama-coaque

Saldremos temprano de Quito hacia la reserva de Jama Coaque. Durante este trayecto de aproximadamente 6 horas atravesaremos la cordillera occidental de los Andes y podremos disfrutar de la increíble vegetación que varía con el paso a diferentes altitudes. Comeremos una rica comida costeña en Pedernales y llegaremos a la reserva por la tarde. Después de instalarnos cómodamente en nuestras habitaciones tendremos una pequeña charla orientativa sobre el lugar y las actividades a realizar. Por la noche podremos disfrutar nuestra primera caminata nocturna por el bosque alrededor del río en busca de anfibios y reptiles.
Cena y noche en la reserva.

Incluye: traslado desde Quito hasta la reserva, comida, cena y noche en las instalaciones de la estación. Guía local naturalista.

Día 2: La increíble diversidad de los bosques costeros: proyecto cámaras trampa

La reserva de Jama Coaque lleva utilizando cámaras trampa para grabar y monitorear la vida silvestre desde el 2008. El enfoque de los primeros trabajos con cámaras trampa fue construir una lista de especies de mamíferos presentes en la reserva. En el primer año se documentaron 20 especies, incluyendo una serie de especies raras y amenazadas en estos bosques como el mono capuchino de cara blanca y el venado colorado. Después de años de trabajo básico de monitoreo, se comenzó a usar las cámaras trampa para estudiar el movimiento y el uso del hábitat de los ocelotes dentro de la Reserva y las propiedades circundantes. En 2016 se donaron 12 nuevas cámaras que inmediatamente se utilizaron para el monitoreo de la vida silvestre del Corredor de Conservación Jama-Coaque y del dosel del bosque. Hoy aprovecharemos nuestro día para visitar los lugares en los que están instaladas las cámaras paseando por los senderos de la reserva. Por la tarde podremos analizar las fotos obtenidas con los investigadores y ver que tesoros se esconden en esta reserva. Posibilidad de caminata en la noche para observar la fauna nocturna.
Cena y noche en la reserva.

Incluye: pensión completa, todas las actividades mencionadas en el texto, charlas por parte de los investigadores, noche en la estación. Guía local naturalista.

Día 3: Agroforestería y las comunidades, investigación del cacao nacional más puro

El oeste de Ecuador permaneció escasamente habitado hasta hace cuatro generaciones. Antes de ese tiempo, el bosque de la región estaba en su mayoría intacto. En la década de 1950 se promovió la colonización de esta zona y se expandió la ganadería y las actividades agrícolas. La región que rodea la Reserva Jama-Coaque se enfrenta a este gran problema. Para poder encontrar una solución a esto y trabajando en paralelo con el programa de compra de tierras de conservación, se creó esta iniciativa agroforestal comunitaria con el objetivo de involucrar a los agricultores y propietarios de tierras locales en técnicas sostenibles de manejo de la tierra, como la agroforestería. Esta técnica se utiliza como una manera de proteger los bosques restantes y restaurar la matriz paisajística degradada que rodea la Reserva Jama-Coaque.

El día de hoy los investigadores de la reserva nos explicarán y mostrarán los avances realizados en la zona gracias a estas técnicas y al enfoque sostenible de las prácticas agrícolas locales. Por la tarde tendremos una charla a cerca del cultivo de una variedad de cacao nacional muy especial y de las implicaciones de esta forma de vida para la conservación de los bosques.
Cena y noche en la reserva.

Incluye: pensión completa, todas las actividades mencionadas en el texto, charlas por parte de los investigadores, noche en la estación. Las charlas de los investigadores podrán variar según las fechas del viaje. Guía local naturalista.

Día 4: El anillamiento científico: proyecto seguimiento de aves

Temprano en la mañana seguiremos a los investigadores durante una sesión de anillamiento científico de aves. Las primeras horas del día son el mejor momento de realizar esta técnica de estudio ya que las aves estudiadas se encuentran normalmente más activas. Bajo un protocolo de seguridad que tiene como objetivo minimizar el estrés  para las aves, esta técnica nos permite obtener una enorme cantidad de datos muy útiles para la conservación de las mismas y de sus territorios. Se monitorean las diferentes poblaciones de aves migrantes y reproductoras, también se recopila información detallada sobre el uso del hábitat, los patrones de migración, sin olvidar los datos biológicos detallados como por ejemplo la fenología de los ciclos de muda, reproductivos y el estado de salud de los individuos.

Al realizar esta actividad en diferentes estaciones separadas en la reserva también se estudian los movimientos de elevación y estacionales a lo largo de un gradiente forestal.

Todos estos resultados nos permiten al mismo tiempo evaluar los impactos de las iniciativas de reforestación y agroforestería en la vida silvestre y documentar y predecir los efectos del cambio climático. Después de esta actividad habrá posibilidad de realizar una caminata nocturna.
Cena y noche en la reserva.

Incluye: pensión completa, todas las actividades mencionadas en el texto, charlas por parte de los investigadores, noche en la estación. Las charlas de los investigadores podrán variar según las fechas del viaje. Guía local naturalista.

Día 5: Salida a la capital

Después del desayuno aprovecharemos la mañana para pasear por uno de los senderos de la reserva y realizar nuestras últimas observaciones antes de empezar nuestro viaje de regreso a la ciudad de Quito por la tarde. Noche libre.

Incluye: desayuno, box-lunch, transporte de vuelta a la ciudad de Quito, guía local naturalista.

Actividades a añadir según fechas

 

Anillamiento científico a largo plazo

Posibilidad de voluntariados o de visitas especializadas en el anillamiento científico de aves.

 

El cambio climático

Debido a que la Reserva Jama-Coaque se encuentra en el punto de transición de los bosques secos costeros y los bosques húmedos (es decir, Chocó) y dentro de uno de los paisajes más deforestados y fragmentados de América del Sur, las condiciones climáticas y microclimáticas juegan un papel crítico que influye en la presencia y abundancia de especies en todo el paisaje. Las diferencias en la elevación, el tipo de bosque, la cubierta forestal y el uso del paisaje afectan todas las condiciones microclimáticas, como la temperatura y la humedad. Estas variables también cambian continuamente a medida que el paisaje cambia a manos de la actividad humana y/o de la regeneración natural. Por esta razón, el monitoreo de las condiciones microclimáticas a lo largo del tiempo y entre los tipos de bosques y las categorías de uso de la tierra es una manera útil de estudiar y predecir patrones de biodiversidad.

Este estudio del seguimiento del cambio de temperatura y humedad se inició en agosto de 2015 en un gradiente de elevación de 600 m en cuatro tipos de bosques diferentes (pastos, agroforestería, borde y bosque interior).

 

El uso de la tecnología en conservación

La capacidad de monitorear remotamente los cambios en el paisaje a través de drones o imágenes satelitales y combinar esta información con conjuntos de datos ecológicos ha revolucionado el campo de la biología de la conservación. La resolución de las imágenes obtenidas de nuestros vuelos de drones se mide en centímetros en lugar de metros. Tener acceso a estas imágenes de alta resolución en todo el paisaje permite determinar factores a nivel de paisaje que pueden estar influyendo en la distribución y abundancia de especies. El objetivo del uso de la tecnología de drones en el futuro es documentar los cambios estacionales y a largo plazo en el paisaje, incluidos los factores relacionados con la fenología de los árboles, el microclima, la productividad y las perturbaciones forestales.

 

Estudiando los anfibios y reptiles de la reserva

El primer estudio herpetofauna de la Reserva Jama-Coaque fue realizado en 2009 por nuestro socio The Biodiversity Group (TBG). Durante un período de cinco años TBG visitó la Reserva anualmente para realizar un inventario en toda la Reserva y continuar agregando nuevas especies a la lista de especies. Después de años de estudio de los anfibios y reptiles de la Reserva, ahora hemos llegado a una lista de 47 reptiles y 37 especies de anfibios. Uno de los muchos resultados de este trabajo es la creación de guías de campo gratuitas a todo color para los anfibios y reptiles de la Reserva. Además de nuestro trabajo con TBG, también hemos construido una relación de investigación y educación con colaboradores de la Universidad Católica de Quito, la Universidad San Francisco de Quito y Tropical Herping con el objetivo de recopilar datos biológicos importantes sobre las especies presentes y seguir investigando para el descubrimiento de nuevas especies.

 

Investigación del cacao

La Reserva Jama-Coaque (JCR) se encuentra en la región de cultivo de cacao más admirada del mundo, similar a la provincia francesa de Borgoña en el ámbito del vino. Originaria de Ecuador, la variedad de cacao conocida como "Nacional" es la variedad de cacao más antigua y en peligro de extinción en el mundo. Es el descendiente genético directo de los primeros árboles de cacao conocidos domesticados por la humanidad hace más de 5.300 años. En los siglos XVIII y XIX, el cacao Nacional fue considerado por muchos chocolateros europeos como el cacao de mayor calidad del mundo, apreciado por su aroma floral y su complejo perfil de sabor. En 1916, una enfermedad llamada “escoba de bruja” llegó a Ecuador y diezmó el cacao en todo el país. En las décadas siguientes, se introdujeron varias variedades de cacao extranjeras en Ecuador y se produjo un siglo de hibridación.

En el siglo XXI, muchos expertos creían que el cacao nacional puro ya no existía. En 2009, el Instituto Agrícola de Ecuador (INIAP) analizó muestras de ADN de 11.000 árboles de cacao en todo el país, y sólo seis árboles demostraron ser 100% nacional puro, solamente el 0,05% de los árboles de cacao muestreados.

Jerry Toth, uno de los cofundadores de TMA, también cofundó una compañía ecuatoriana de chocolate negro llamada To'ak. A unos 80 kilómetros al sur de la Reserva Jama-Coaque, Jerry y su equipo en To'ak encontraron un valle con arboledas de árboles de cacao que tienen entre 100 y 120 años, anteriores a la llegada de la enfermedad de las escoba de bruja. En asociación con el Fondo de Preservación del Cacao de Reliquia y el laboratorio genético USDA-ARS, tomaron muestras de ADN de este valle. De los dieciséis árboles de cacao de crecimiento antiguo muestreados, nueve de ellos demostraron ser 100% nacionales puros. TMA y To'ak ahora están trabajando junto con las comunidades circundantes para preservar estas reliquias antiguas y reproducirlas en un banco genético en la Reserva Jama-Coaque.

 

Reforestación

En un ecosistema tan fragmentado como el Ecuador costero, no basta con conservar simplemente los últimos restos de bosque. TMA lleva a cabo proyectos de reforestación y agroforestería en tierras degradadas que rodean la Reserva Jama-Coaque como medio para: 1) reducir la presión de los recursos sobre los bosques nativos existentes; 2) expandir el bosque a lo largo de sus bordes y cerrar la brecha entre los fragmentos del bosque; y 3) crear una fuente de ingresos sostenible y a largo plazo para los terratenientes locales.

Hasta el 98% de los bosques nativos en la costa del Ecuador ya se ha perdido. Lo poco que queda bosque se dispersa por toda la región en un patrón de mosaico, caracterizado por un gran número de fragmentos relativamente pequeños de bosque, débilmente conectados por corredores ribereños o crestas boscosas. El trabajo de TMA está dirigido a reforestar estratégicamente, ampliando así el hábitat forestal y creando canales migratorios clave para la vida silvestre amenazada, al mismo tiempo que crea empleos y oportunidades de ingresos sostenibles para los residentes locales.

Quiere personalizar ese viaje ?

Nuestros asesores especializados pueden convertirlo en el viaje de sus sueños, así que haga clic a bajo.

Personalizar ese viaje

Reserva Jama-Coaque

Voyage - Personnaliser

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Precio neto por persona dependiendo del tamaño del grupo

Elija el número de personas Precio por persona: